domingo, 20 de abril de 2014 | By: Frank Sanchez

¡Adiós, Gabo!

"Nunca dejes de sonreír. Ni siquiera cuando estés triste, porque nunca sabes quién se puede enamorar de tu sonrisa"

Gabriel García Márquez

Sin duda, el 17 de abril del presenta año fue un día que marcó el corazón de todo buen lector en Latinoamérica y el mundo. Sí, como habrás deducido hábil lector, por el título y esta fecha nos referimos a la muerte del ilustre escritor Gabriel García Márquez.

Veamos, ¿quién no se ha roto la cabeza leyendo Cien años de soledad sin árbol genealógico? La verdad es una lectura muy difícil, pero, sin duda, es una experiencia fascinante, las historias plasmadas en el libro, los sucesos, y siempre esa maldición de soledad figurativo de cada uno de los protagonistas en cada generación.

También, ¿quién no recuerda a Santiago Nasar? Exacto, en Crónica de una muerte anunciada. En esta obra, se trasluce la genialidad de Gabito al dejarnos el final, en esencial, la trama, de la muerte ya predicha, e ir relatando todos los sucesos previos a la muerte del protagonista, formando así una historia rica, entretenida y muy dramática.

Claramente, y como todos sabemos, se extrañará muchísimo a este personaje; perdimos un gran humano, pero ha dejado su legado, nos ha dejado maravillosas historias para el disfrute de las nuevas generaciones.

¡Hasta siempre, Gabriel!


A man on the moon - Lost Memory Girl

2 comentarios:

Erick Xavier Soplopuco Navarro dijo...

Bueno... si es muy triste que nos tengamos que despedir de tremendo escritor....en realidad Gabo fue quien marcó mis inicios de la lectura, y pues si me rompí la cabeza leyendo cien años de soledad y aunque no he podido aun leer sus demás libros se que el ha sido y sera siempre uno de los mejores...

José Fernando Quispe Piña dijo...

Wao! Te admito Erick, yo aún no termino de leer Cien años de soledad, pero en lo poco que he leído, supe que estaba ante una gran obra, de un gran hombre.
La obra de Gabriel que marcó los inicios de mi lectura fue Bodas de sangre, una obra que me dio en el alma. Auguri. :)

Publicar un comentario